Archivo de la categoría: Game clock

Algo más que un susto

t-garnettEl pasado jueves los Cavaliers aplastaron a los todopoderosos Celtics en Cleveland. En un partido profundamente táctico y en el que destacaron las defensas de ambos equipos el Big Three de Boston no bastó para superar la conciencia de equipo de los chicos de Mike Brown. Garnett andó a buen nivel bajo los aros pero eso no bastó para frenar el hambre de títulos de “El Rey”. LeBron James dio un paso adelante para anotar 38 puntos y confirmar la candidatura de su equipo al anillo. James amargó en todos los sentidos a Pierce, ahogándolo en defensa cada vez que intentaba el uno contra uno y superándolo en cada acción de ataque como si de un rookie se tratara. Los Cavs sin Ilgauskas sufrieron para mantener la entereza en el poste bajo a pesar del buen partido de Varejao, que derrochó descaro y demostró estar listo para participar los minutos que hagan falta y aumentar la calidad de la buena rotación de los de Ohio.

Conclusiones

Un golpe moral para los actuales campeones que pueden ver sus opciones tambalearse si no corrigen el rumbo errático que han tomado en las últimas semanas perdiendo más partidos de los que entraban en las previsiones.

Un espaldarazo para la confianza de los Cavaliers que ya pueden empezar a creerse que tienen posibilidades para ser campeones, cuanto menos, de conferencia.

En teoría, una buena noticia para los Lakers que seguro prefieren a Cleveland en las finales que volver a enfrentarse a los Celtics aunque solo sea por la superioridad psicológica.

Anuncios

Segundas fuerzas

Todo el mundo habla de los Celtics y los Lakers como candidatos indiscutibles al título, pero en las últimas semanas, ya casi con el 25% de los partidos de temporada regular jugados, se han revelado otros serios contendientes para evitar de nuevo el clásico duelo de los 80 en las finales.

act_chris_paul

Por un lado podemos encontrar los Cleveland Cavaliers. Ya alcanzaron las finales hace dos años cuando fueron literalmente humillados por unos Spurs mucho más experimentados. Ahora, con un LeBron James mucho más maduro y el buen resultado que está dando del base Mo Williams sobre todo para descargar de responsabilidad anotadora y marcajes defensivos a James. Los Cavs, a día de hoy, se encuentran con un record de 22-4, sólo dos partidos por debajo de los líderes de conferencia, los Celtics. Si continúan la buena línea de juego y las lesiones les respetan, puede que, por juventud (o por la falta de la misma de los actuales campeones) y si no se tropiezan demasiado durante los Playoffs, lleguen menos desgastados a las finales y consigan dar el susto en Boston.

En el ala oeste, hay, principalmente, una única baza que pueda hacerle sombra a los todopoderosos Lakers. Los Hornets de Chris Paul ya dejaron muy buenas sensaciones al final de la pasada campaña logrando una digna actuación en postemporada. Esta campaña, con un año más de experiencia para todo un conjunto plagado de jóvenes talentos y, sobre todo, con más aplomo del precoz Paul, no sería desdeñable la posibilidad de llegar a una final de conferencia apretada con los Lakers en la que se podría jugar todo a un séptimo partido a vida o muerte y ahí, intentar alcanzarla gloria.

Volved, Suns

p1jasonrichardsonsiEn la madrugada de ayer se consumó el último traspaso en lo que llevamos de temporada. En realidad fue un multitraspaso que acabó con Boris Diaw y Raja Bell en los Bobcats y, por el otro lado, con Jason Richardson vistiendo la camiseta de los Suns. A simple vista, Phoenix pierde algo de profundidad en el banquillo a cambio de hacerse con los servicios de un reputado anotador, un jugador con grandes capacidades atléticas y siempre peligroso en el perímetro. Charlotte sigue dando palos de ciego buscando una manera de encauzar la franquicia.

Después de la salida de Mike D´Antoni, actual entrenador de los Knicks, Phoenix perdió la que había sido su seña de identidad en los últimos años, el juego rápido, vertiginoso, de contraataque, alley-oop y mate. Aunque esto ya se preveía cuando se produjo el traspaso de O´Neal por Marion, no se consumó hasta que comenzó la presente campaña. Los Suns de D´Antoni se habían convertido en un equipo de leyenda que, a falta de títulos materiales, siempre contarán con el premio del recuerdo grato de los aficionados que los vieron jugar. Aquel conjunto que hace apenas dos años era candidato indiscutible al título no es hoy más que un vago recuerdo que intenta sostener la genialidad del base Nash y la efectividad impagable de Amaré Stoudemire.

Por suerte, parece que con esta nueva vuelta de tuerca, en Arizona se empieza a pensar de nuevo en volver a las raíces y darle al público lo que quiere, espectáculo. Richardson aportará, de alguna manera, la eléctrica movilidad que antes aportaba Marion, lo demás está en manos de Terry Porter. El entrenador intentó hacer de los Suns una penosa imitación de los Spurs; con Nash haciendo de Parker y Stoudemire haciendo de no sé bien que clase de Duncan, lejos del estilo up-tempo que les había llevado a cosechar aceptables éxitos hace no demasiado.

Candidatos

Tras ocho o nueve partidos de temporada (dependiendo del calendario de cada equipo), se empiezan a vislumbrar las bazas de cada franquicia y los candidatos al título este año.

A oriente

Más dudas que nunca en la conferencia Este a pesar de la superioridad de los Celtics.

Hay dudas en Boston con la competitividad del equipo después de haber saciado su hambre de títulos y con la implicación de Garnett, que se le ve distraído y falto de concentración en algunos partidos, lo que le lleva a cometer estupideces como las del partido contra los Raptors cuando tuvo el incidente con Calderón. Aún así son los candidatos absolutos en su conferencia.

nba_trophy_white1Hay dudas en Cleveland donde, hasta ahora, las cosas marchan bien, pero no se sabe hasta cuando durará un experimento que parece abocado al fracaso. Probablemente hasta segunda ronda de Playoffs, a no ser que Mo Williams cambie su forma de jugar, se dedique a dirigir (si sabe) y deje de promediar ese paupérrimo 42% en tiros de campo. Mientras, el amigo LeBron seguirá imponiendo su ley.

Hay dudas, también, en Atlanta. Arrancaron con un 5-0 hasta que se cruzaron con los Celtics. Hasta ahora están ganando sin Josh Smith, un jugador que seguro acaparará muchos balones y cuya calidad ofensiva está en entredicho, lo que hace preguntarse si su vuelta será beneficiosa o no. No obstante, podrían dar algún que otro susto en postemporada.

Y donde hay dudas de verdad es en Detroit. Los Pistons han protagonizado el traspaso más importante de la temporada. Es más que probable que este equipo ya no plantee muchos quebraderos de cabeza a nadie y es posible hasta que les cueste entrar en Playoffs. Se excusarán en la reconstrucción, pero nadie les asegura que salga bien para el año que viene.

A occidente

Hasta ahora, los Lakers son los únicos que han demostrado algo de seriedad.

En Los Ángeles siguen con lo mismo y uno más: Andrew Bynum, el que está llamado a ser el pívot dominador de la próxima década en al NBA (junto a Howard). En él están depositadas muchas de las esperanzas de los angelinos para formar esa dinastía que se les resiste desde la marcha de Shaq. Phill Jackson arriesga dejando en el banco a Odom, una de las estrellas del equipo ,que se ha quedado sin hueco con la llegada de Pau. Es más que probable que repitan final.

Los Jazz sin Deron funcionaron. Con Derón siguen funcionando (y mejor). No sé que les faltará pero nunca consiguen despertar esa sensación de equipo victorioso a pesar de la indiscutible calidad técnica y táctica de este conjunto.

Todo lo contrario ocurre con los Spurs, empiezan mal, su equipo envejece, pero nadie se atrevería nunca a tacharlos de las quinielas. Aunque aquí si sabemos que es lo que no les falta: Duncan.

Si Chris Paul sigue dirigiendo así los Hornets llegarán lejos, pero hay jugadores en esa franquicia que deberían dar un paso adelante o dejar hueco a otros.

El equipo llamado a ser la revelación podría ser Houston. Los nuevos Rockets de Artest, el hombre que debería darle la solidez y el carácter que no han sabido aportarle ni McGrady ni Yao a un conjunto con hombres de calidad y experiencia más que preparados para asaltar las finales de conferencia.

¿Base por base?

allen_iverson_pregame_stretch1

Iverson por Billups y McDyess. Hasta hoy, el traspaso de la temporada (y de la pretemporada) por nombres y por los equipos a los que toca. A simple vista parece bueno para todos. Los Nuggets, intentando dar con la solución de sus males, se hacen con los servicios de uno de los bases más sólidos de la liga. Por la parte que le toca a los Pistons parece algo más complejo de asimilar. Por un lado, pierden al jugador que, desde hace 7 temporadas, había sido el centro gravitacional de todo ese entramado táctico que los había llevado a ser candidatos al anillo un año tras otro, por el otro, incorporan a una de las superestrellas más deslumbrantes de la última década.

Pero la llegada de Iverson a Michigan supone más que 20 puntos y 6 asistencias por partido. Joe Dumars (General Manager de los Pistons) juega una mano que, al contrario de lo que pueda parecer, no conlleva grandes riesgos para la franquicia. Independientemente de los resultados deportivos que de AI a corto plazo, al final de temporada dejará un espacio salarial de más de 20 millones de dólares para reconstruir el equipo que, en el mejor de los casos, podrían ser empleados en la contratación de LeBron James. Además, Allen Iverson es uno de los símbolos de la cultura del Hip-hop en Estados Unidos y uno de los jugadores más comerciales (o mediáticos, como se les llama ahora) del mundo y esto, en una ciudad donde el porcentaje de afroamericanos supera el 80%, supone muchas camisetas.

Ahora, la realidad.

La realidad es que los dos partidos que han jugado los Pistons sin Billups (y con Iverson) los han perdido y que, los dos partidos que han jugado los Nuggets sin Iverson (y con Billups) los han ganado. Curiosamente, se da una casualidad estadística: Billups está empeorando drásticamente sus porcentajes de tiro (2-13 y 5-17) aún así, su equipo gana.

Dos conclusiones

La afición de Detroit no va a permitir un año desastroso (5º o 6º de conferencia y ni hablar de no entrar en Playoffs) a cambio de una reconstrucción. Que se ande con ojo Curry.

Todo lo que pase en Colorado con la llegada de Mr. Big Shot sera bueno (difícilmente podrían ir las cosas peor).

Bienvenidos al espectáculo

nba-logo-256x256“He fallado más de 9000 lanzamientos en mi carrera. He perdido más de 300 partidos. 26 veces confié en hacer el tiro ganador y lo fallé. He fallado una vez tras otra en mi vida. Y por eso he tenido éxito.”Michael Jordan

Desde ahora y hasta que me dejen intentaré ofrecerles una perspectiva distinta de la NBA. Distinta de los meros resultados y las estadísticas, diferente de lo que se suele ofrecer en el periódico común. Buscando, como no, el alma de la liga. Espero fallar tanto como MJ.